El origen de las estrellas michelín

Guía estrellas michelin
Compartir

El origen de las estrellas michelín

El universo de la gastronomía es tan complejo y rico que no puede limitarse a las cocinas de los restaurantes y hoteles del orbe. Esto lo supieron identificar los hermanos Edouard y André Michelin en cuanto ubicaron que su negocio iba irremediablemente de la mano con este fantástico mundo de los alimentos.

Hace ya más de un siglo que nace la guía Michelin como un proyecto sino ambicioso por lo menos si visionario.

En un inicio se hizo esta guía con el objetivo de reforzar la empatía del consumidor asiduo hacia la marca Michelin, que originalmente se dedicaba a la fabricación de neumáticos, pelotas de goma y zapatas de frenado, mejor conocidas en tierras mexicanas como balatas.

La idea básica de la guía Michelin era dar asistencia a los viajeros, consejos técnicos que pudieran serles de gran ayuda el tiempo que durara su viaje; tales como cambiar una llanta, indicarles los lugares apropiados para surtirse de provisiones o un lugar cómodo para alimentarse y dormir.

Cabe mencionar que la guía Michelin era en sus primeras ediciones una guía gratuita repartida en los talleres mecánicos.

Es importante mencionar que en aquellos ayeres, las carreteras de Francia eran recorridas apenas por unos cuantos miles de autos, alrededor de 6, 000 ejemplares conducidos por los amantes de la aventura.

Esta guía incluía también inserciones publicitarias y estaba constituido como un manual fincado en las tres R básicas: Repostar, reparar y reposar, haciendo alusión directa a lo que un viajero, experimentado o no, necesita por ende.

La primer edición de la guía michelin

La primer edición de la guía Michelin se publica en Francia con un tiraje total de 32, 909 ejemplares.

Con el correr de los años, la guía Michelin adquiere el nombre de Guía Roja, gracias al color de sus tapas y desde su fundación se ofrece como un pronóstico de su propia suerte,  “Esta obra nace con el siglo y durará tanto como él” dijeron sus creadores.

La Guía Michelin rebautizada como Guía Roja hace una aportación histórica durante la segunda Guerra Mundial en el año de 1944, a petición del gobierno estadounidense se realiza una reimpresión añeja, para facilitar sus estrategias en el desembarco de Normandía, ya que en la edición de 1939 se incluyen planos fieles del lugar.

No todo es color de rosa, y bajo tal verdad, en 1920, la guía en cuestión deja de ser gratuita, 7 francos para Francia y 5 pesetas para España.

Se dice que hay una historia bastante peculiar detrás de la decisión de los hermanos Michelin para colocarle un precio a su creación.

Cuenta el cuento, valga la ocasión, que André Michelin se encontró un día con la sorpresa de que su amada Guía era utilizada para calzar un banco en uno de los talleres que vendían sus neumáticos, lo cual lo llevó a pensar, “La gente solo respeta aquello que paga”.

Es hasta el año de 1926 que la Guía establece la calificación de estrellas como un método eficaz y fidedigno para evaluar a los restaurantes, no obstante, es llegando al año de 1931 que se utiliza por primera vez la clasificación de dos y tres estrellas Michelin.

La interpretación de las estrellas michelin

La interpretación de las estrellas michelin es bastante simple, pero deja claro el mensaje por parte de los editores hacia los viajantes: una estrella significa muy buena cocina en su categoría; dos estrellas hablan de excelente cocina y recomienda al lector que vale la pena desviarse; las tres estrellas confirman que se trata de cocina excepcional, la mesa por si misma justifica el viaje.

Además de innovadora, la guía Michelin es incluyente, ya que no publica exclusivamente restaurantes con esta clasificación, sino que acepta entre sus páginas restaurantes sin estrellas pero que desde luego son establecimientos ampliamente recomendados, buena cocina a buen precio, básicamente.

En 1910 se lanza la edición española-portuguesa de la guía, entapas amarillas y gratuita como la guía original, y es hasta 1932 que se crea la filial en España.

La crítica y por ende la clasificación de los locales, se basa en visitas anónimas a restaurantes hechas por críticos contratados por la propia guía.

En esta calificación se incluye su calidad gastronómica, y la calidad de la atención con base en el servicio, una decoración adecuada, el bienestar tanto de trabajadores como comensales, organización, limpieza, etc.

La guía cuenta con una serie de inspectores que se encargan de hacer registros en las zonas que les son asignadas, estos cuentan con grandes conocimientos de gastronomía y amplio saber culinario, dichos inspectores comen y meriendan cada día en uno delos restaurantesprospectos a ser calificados Michelín, posterior a la visita, elaboran un minucioso y objetivo informe final con la valoración considerada. Cada inspector cuenta con mínimo 30, 000 km recorridos por año.

Especialidades en gastronomía de Aspic Instituto Gastronómico

Bibliografía:
¿Qué son las estrellas Michelín? Valentina López. 12 de Junio, 2013 [Consulta: 10 Dic 2014]. Disponible en: http://elgranchef.imujer.com/6791/que-son-las-estrellas-michelin
¿Cómo se otorgan las estrellas Michelín? Directo al Paladar.com. 22 de Abril, 2009 [Consulta: 10 Dic 2014]. Disponible en: http://www.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/como-se-otorgan-las-estrellas-michelin


no comments