Los beneficios del vino tinto

vaso de vino tinto
Compartir

¿El vino tinto es saludable?

Ya sabemos lo delicioso que es el vino tinto, aunque muchas veces nos hayamos preguntado cuál es más saludable: el tinto o el blanco.

Sin embargo, en esta ocasión queremos dedicarnos al vino tinto, ya que es realmente beneficioso para nuestra salud, por supuesto, desde la moderación.

Tomar un poco a diario puede mejorar considerablemente nuestro organismo, y a continuación te mostraremos por qué.

¿Hace adelgaza?

Uno de los grandes efectos del vino tinto en nuestro cuerpo es su capacidad para activar un gen imposibilita la aparición de células grasas, estimulando además las que ya existen para que sean depuradas y eliminarlas de nuestro organismo.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts ha realizado varios estudios para demostrar que efectivamente el consumo de vino tinto ayuda a perder peso.

Lo recomendable es tomar sólo una copa al día.

Los resultados serán más notorios si van en combinación con una dieta libre de grasas.

botella de vino tinto

Beneficios del vino tinto para el cerebro

El vino tinto contribuye a aumentar la calidad de los procesos cognitivos que llevamos a cabo.

Pues, de acuerdo a los resultados demostrados por varios estudios, consumir vino de forma moderada, hace posible la prevención de enfermedades degenerativas a nivel cerebral, y de demencia.

Entre sus otras bondades se puede agregar que también previene el endurecimiento en las arterias, ayuda a desinflamar, y mejora la circulación sanguínea.

Para infecciones de las encías

El vino tinto también resulta ideal para quienes presentan sangrado en las encías.

Acompañar las comidas con una copa resulta estupendo, ya que los compuestos propios de las uvas, una vez que atraviesan el proceso de fermentación, tienen la capacidad de prevenir la aparición de bacterias y estreptococos, además de ayudar a mejorar la gingivitis y afecciones en la garganta.

Lucha contra el agotamiento

De acuerdo a lo demostrado por investigaciones, publicadas en el The FASEB Journal, el resveratol que se encuentra en las uvas ayuda a sentirnos con más ánimo, durante esos días en los cuales sentimos mayor cansancio o apatía.

Esto sin duda, es un gran punto para considerar incluir su consumo a nuestra vida diaria.

El vino tinto incrementa las endorfinas

Cuando consumimos vino tinto estamos liberando también endorfinas, las cuales nos permiten sentirnos más relajados y experimentar mayor disfrute.

Estos estudios reveladores se han desarrollado en la Universidad de California.

Sin embargo, siempre es recomendable su consumo de forma moderada.

De igual forma, vale reconocer que al combinarlo con ciertos alimentos podremos sentir más su sabor.

copa de vino tinto

 

Limpia nuestro paladar

Esto es curioso, pero también es verdadero. Si tomamos vino al momento de comer algo, debido a las propiedades astringentes que posee, también podremos sentir con mayor intensidad el sabor de nuestros platos.

Si comemos carne, se sentirá menos el sabor de la grasa y sólo experimentaremos un agradable sabor en nuestro paladar.

Este dato aporta mayor utilidad a la presencia del vino en nuestra mesa, durante el almuerzo.

Excelente para reducir el colesterol

Tal como habrás escuchado, el vino tinto posee una riqueza extraordinaria en polifenoles, entre ellos el resveratrol, la cual es una sustancia que se constituye como una fuente de antioxidantes que, de acuerdo a la Clínica Mayo, contribuye al cuidado de los vasos sanguíneos, dado que previene la formación de coágulos, así como también reduce el llamado colesterol “malo”.

Recomendado para la salud cardíaca

Aparte de los polifenoles, el vino tinto también es proporciona vitamina E, la cual ejerce un papel importante en nuestra sangre al evitar la presencia de coágulos y dar protección a los tejidos de los vasos sanguíneos. Ya vemos como una pequeña copa de vino puede mejorar de manera considerable nuestra salud cardíaca.

Reduce el riesgo de padecer cáncer

Por ser un poderoso antioxidante, es capaz de impedir que se expandan las células que producen el cáncer de mama o pulmón.

El revastratol cumple una función muy importante en nuestro organismo, ya que evita que el estrógeno genere padecimientos cancerígenos en la población femenina.

El vino tinto evita las infecciones urinarias

Nuevamente, debido a su capacidad antioxidante, así como astringentes, ayuda a impedir que las bacterias se alojen en nutra vejiga o en nuestros riñones, contribuyendo a la tarea de filtrado y depuración  que ejecutan estos órganos.

Y tú,  ¿te animas por una copita al día?

En ASPIC tenemos para ti un curso de Enología vea el temario

Gracias por visitar Aspic una escuela Estilo Europeo


no comments